sábado, 20 de febrero de 2016

Un Teodosio en Villanueva del Campo: Todosio

Todosio

Por : Francisco Rubio Pérez © 
Publicado en el Ágora de Villanueva del Campo. Copyright   20 de febrero de 2016 

Azares de la vida, han hecho que esta semana hayamos recibido en el Ágora por parte de diferentes personas, una foto de un determinado personaje de Villanueva. Curiosamente, hacia ya casi cuatro años que habíamos escrito un artículo sobre él y nos había salido hasta un sencillo dibujo de cómo lo recordábamos. No encontrábamos ese momento para publicarlo, pero parece que por fin, ese día ha llegado. 

Muchos lo conocieron, pero pocos supieron realmente quien fue. Tenia un nombre poco común para esta zona, que creemos coincidía con el del último emperador que gobernó el Imperio Romano en su totalidad, Teodosio, que casualmente nació relativamente cerca de Villanueva, a unos escasos 100 km de aquí, en la ciudad de Cauca, actual Coca, Segovia. Este emperador fue especialmente conocido por tomar la trascendental decisión de hacer del cristianismo niceno o catolicismo, la religión oficial del Imperio, allá por el año 380 d.c. Quien sabe si tenemos por Tierra de Campos a parte de su estirpe perdida.

Pero volvamos a nuestro peculiar villanovano, conocido por todos como Todosio. Este hombre fue lo que se podría llamar un “vagabundo local”, ya que no nos consta que saliera nunca del término municipal. Aunque no sabemos como llegó a esa situación, ni hasta donde pudiera tener sus facultades mentales mermadas, lo cierto es que durante la década de los años 60 y 70, se convirtió en el “pobre de solemnidad” de Villanueva, viviendo y deambulando por sus calles y plazas, formando parte del paisaje y del paisanaje diario de una villa de casi dos mil habitantes, en la que no faltaban médicos, notarios, maestros, empresarios, ....

Algunos retazos que se cuentan de él, dicen que ya de joven gustaba de vestir con varias prendas superpuestas, algo que mantuvo durante el resto de su vida, ya fuera invierno o verano y que podría denotar una especie de necesidad sobreprotectora o de temores acomplejados por vaya usted a saber que razones. Lo cierto es que nunca cambio su voluminosa indumentaria compuesta de capas y capas de ropa..

Las abuelas del pueblo, que le conocieron desde niño, intentaban asustar a sus díscolos nietos a la hora de la siesta, con la amenaza de “que viene Todosin”, utilizando en la frase ese diminutivo que nos retrotrae a su infancia. Ironías de la vida, su nombre, Teo-dosio, significa “don de dios”, así que puede que su nacimiento fuera para su familia el don mas preciado del mundo o puede, como hemos esbozado anteriormente, que tuviera relación con antiguos emperadores romanos. Aunque cueste imaginarlo, este hombre también tuvo niñez y familia.

Todosio - Teodosio -  El Agora de Villanueva del Campo
Fotografía de Todosio sobre el año 1970
Vivía de las ayudas, comida y limosnas que los vecinos de Villanueva le daban de manera cotidiana, aunque parece ser que no de todos las aceptaba, lo que denotaba que en el fondo guardaba un poso de dignidad y orgullo. Tampoco bebía ni fumaba, lo que hacia que no encajase en el prototipo de los sin techo o excluidos del sistema que conocemos de otros lados. De vez en cuando hacia de recadero o llevaba parte de la paquetería que los coches de linea o autobuses procedentes de Valladolid o Zamora solían traer en su ruta por las tardes.

Aunque tenía fama de meter el cuezo y ser fisgón en los asuntos ajenos, en una suerte de correveidile que se enteraba de todo antes que nadie, que se sepa, nunca protagonizó ningún episodio negativo digno de reseñar. En el fondo, todos le vigilaban a él y él les vigilaba a todos, ... en una especie de contrapunto social. Nos han contado incluso que solía acompañar en la distancia a las chicas jóvenes hasta su casa para que nada les ocurriera, a modo de aquellos serenos nocturnos.

Los soportales de la iglesia de Santo Tomas o cualquier edificio semiabandonado se convertían en su casa. Algún pajar cedido por vecinos caritativos en los meses de invierno, era su alcoba más cálida. Pero donde estuvo muchos años alojado de ocupa, fue en la gran casa abandonada del que, seis décadas atrás, fuera el hombre mas rico de Villanueva, D. Rufino, el del pósito. Una casa que, paradójicamente, había sido cedida al morir por el propio D Rufino, junto al resto de su gran capital, para atender las necesidades de las personas necesitadas del pueblo. Y en esa casona fue donde le dio por empezar a acumular bolsas y bolsas con todo tipo de enseres, incluso pequeñas cantidades de dinero que guardaba dentro de ellas, en un claro ejemplo de "Síndrome de Diógenes".

Si había algún sentimiento que generaba, sobre todo entre los chicos y chicas, este era el de pena y a la vez el de no comprender su situación, lo cual no quitaba para que los mas bandarrias de cada barrio se dedicaran a molestarle de vez en cuando. Por lo demás, tenia un trato cordial con los vecinos de Villanueva que lo consideraban, dentro de sus peculiaridades, uno mas y, quizás, en esa forma de vida encontró la libertad que a otros parece siempre faltarles al vivir en sociedad.

Todosio El Agora de Villanueva del Campo
Dibujo que recrea la típica imagen de Todosio,
con su gabardina verde que envolvía múltiples chaquetas,
 su palo, sus bolsas, su boina y
su deambular de un lado para otro.

Los años que le conoció el autor de este artículo, Todosio ya era muy mayor o ... al menos eso aparentaba tras su descuidado aspecto, adusta mirada y engruñidas ropas, así como de su lento deambular, vara en mano y dos o tres bolsas en la otra. Como aspecto exterior, llevaba siempre puesta una gabardina de color verdoso, ceñida con un cinturón, que envolvía varias chaquetas. Tapando su cabeza, la boina negra tan característica de los hombres de la época, así como unos pantalones negros de pana y botas.   

En la distancia, solía participar en los actos sociales del pueblo y no era extraño verle en misa, de pie, al lado de la puerta, como queriendo no molestar, sobre todo en aquella misa vespertina que se celebraba los domingos en Santo Tomas. Quien sabe si para encontrar el calor humano ... o divino, que la vida parecía negarle. Pero también se le veía en misa mayor, en las procesiones, en los toros. Eran tiempos en los que, al considerado raro o diferente, se le excluía y maldecía sin contemplaciones, aunque, como hemos mencionado, en Villanueva, a Todosio, se le aceptaba tal y como era e incluso se podría decir que se  "respetaba" su situación de ... ¿libertad?, que ni el hambre, ni el frío, ni el calor, ni la exclusión social, ni la falta de un hogar ... parecían hacer mella en su salud.

Pero un día, sobre el año 1979, cruzando esa carretera en dirección al jardín que todos hemos cruzado mil veces, fue atropellado por un coche, quedando un tanto malherido. Fue trasladado al hospital de Benavente, donde su paupérrimo y escabroso estado impacto al personal sanitario que lo atendió y que le despojó de todos sus ropajes, que dicen tenia casi pegados al cuerpo. Y aquello debió ser tan dramático para él, como a la tortuga que la sacan de su vital caparazón protector.

A pesar de todo, medianamente se recuperó y acabó sus últimos días en un asilo de esa villa, donde falleció al cabo de un tiempo. Nos consta que un hermano de Todosio que quiso ayudarle en varias ocasiones, pero del que rechazaba su ayuda, acudió al entierro, así como varias personas de Villanueva. 


Seguro que Todosio alberga mas historias en su peculiar vida, pero esas nos las tendrán que contar quienes las conozcan y el Agora y este articulo quedan abiertos para tal menester. Puede que Villanueva del Campo necesite cerrar el capitulo de su último ¿marginado? o del último hombre que se marginó para poder ser libre. Quien sabe. 

Como las urbes más importantes, la grandeza de Villanueva del Campo deriva de haber sido capaz de albergar tanto a Reyes, Obispos, Senadores, Generales, Condes, Ministros… como a seres totalmente desheredados. “C'est la vie” que dicen los franceses en francés y que nosotros balbuceamos en el "así es la vida".

Otro día hablaremos de los otros, de los socialmente mas destacados por arriba, que han sido unos cuantos y que también pasearon de manera amplia por las calles y plazas de Villanueva del Campo y de los que aun se guarda memoria.



Si conociste a Todosio, tienes alguna foto o anécdota de el, nos encantaría que la compartieras a través del blog o del facebook del Agora, enviando un correo a villanuevadelcampo49100@gmail.com o poniéndolo en la zona de comentarios.

Y si te ha gustado el articulo, también nos agradará saberlo.

www.villanuevadelcampo.blogspot.com

A continuación transcribimos los comentarios que se han vertido por parte de amigos y seguidores del Agora de Villanueva en su pagina de facebook, en relación al articulo y la figura de Todosio.

Hemos puesto las iniciales de los autores.

M E L Le recuerdo muy bien, con sus varias gabardinas, una sobre otra...
Le encantaban las chucherías que compraba en casa de Bernarda o En la Tunela cuando conseguía algunas perrillas... 
Incluso recuerdo haber compartido parte de mis chuches con Él, en alguna ocasión.
Me daba mucha pena y nunca entendí porqué vivía en la calle.
De alguna manera formó parte de mi niñez, que recuerdos...

J B A Conocí a este buen hombre cuando yo era un niño. La verdad es que me daba mucha pena y me molestaba que se metieran con él. 
Era amable, apacible y estoy convencido que buena gente. Supongo que la vida se le torció.

M C F Yo le conocí, pero mi recuerdo de él es el de una niña pequeña, menor de 10 años, con una total despreocupación por los problemas de los adultos.

P P Le conocí y era mejor llevarse bien con el por que si no te ponía de vuelta y media

I F Yo si me acuerdo de el me acuerdo q los críos le daban guerra y les insultaba les llamaba de todo

M G F si le conoci aun le recuerdo con una chaqueta encima de otra y siempre sonriente. Buenos recuerdos

I F Yo lo tenia casi de vecino dormía en un pajar q creo q era de tila!!!

I R Si y donde esta ahora la residencia , I F,

M C F Pero no era una persona que me diese miedo, si no más bien al contrario .

I F No daba miedo lo q no te arrima as a el p el olor q llevaba

I R Mi madre le daba alguna vez un bocadillo, y bebia agua en el grifo q teniamos en la puerta trasera, yo me acuerdo perfectamente

C V Yo no le conocí, pero he oído hablar de él...!!

J G F Si le conocí bonita foto para recordar

R E R Mi madre me habló de el..

M M F Que recuerdos si le conoci

M R Si le conocí, le recuerdo muy bien

M J L Muy bonito tu articulo para todos fue famoso

M P B Charo que le conocí

M T E P Lo conoci

M C E Si le conoci

C E B Conocí también a teodosin antes de marcharnos para Asturias , si no te metías con el no le salía la mala boca pero el olor era ....,

E C Cuantos recuerdos buenos tiene mi pueblo

E C Snor todosio un personaje tipico de villanueva k nos izo correr de niños con sus palos joer nos portabamos mal con el muchos recuerdos

F T Qué recuerdo cómo me recuerda mi infancia. Cómo Que le estuviera viendo.

B R L nunca se metía con nadie, pero yo pasaba mucho miedo cuando iba para casa, ya q la mayoria de los días dormía en un cuartito q avía detrás des antiguo matadero (si os acordáis de el) .

C R D Pobre Todosin

A M A Yo le vi cada vez que iba en el tren, allí estaba en la estación, chaqueta sobre chaqueta....

C E Formaba parte de nuestra infancia, ropa encima de ropa y su gabardina que le costaba abotonar siempre con bolsas y el palo para asustar a los chavales que se metían con el .Vivía de lo que le daban y le encantaban las chucherías que compraba donde . Bernarda. Recuerdo que también dejaba un olor característico .Te le encontrabas por todo el pueblo, formaba parte de él, y si no le veíamos también nos preocupábamos por si le hubiera pasado algo...

M R P siiiiiiiiiiiii claro que si, dormia en los soportales de Santo Tomas y era nuestro vecino. Haber si busco un cuento con ilustraciones que hice hace un tiempo basandome en el....no le olvido, marco mucho mi niñez y adolescencia

M M F  Desde luego que le conocí pobre hombre era todo un personaje en el pueblo


M J R Yo le conoci hace muchos años , me ha encantado leerlo y recordar esos tiempos cuando pasabamos por donde mi tia Chencha

R A M Le recuerdo , sentado en un banco de la plaza con sus bolsas y latas ; en un bar que había en la carretera le sacaban el café afuera . Honrado a mi marido le devolvió la cartera que perdio , yo vivía cerca de la plaza , decían que a las que vivían lejos las acompañaba

M S V P Gracias El Agora De Villanueva del Campo x hacerme sentir parte de la vida,x despertarme lo más maravilloso que tiene una persona" los recuerdo". 
En mi infancia siempre oí hablar de Teodosio (tanto q creí q era un familiar) pero ya me aclaro mi madre que no. Aunq no me hubiera importado!!

J C I D Que todas esas historias vuelvan a tomar vida. Y daremos por bien empleado el tiempo usado en estas otras historias que son las redes sociales.

M P Bs Tu pública que los recuerdos siempre son buenos aunque sean dolorosos animo

M M F Me encanta todas las historias o anécdotas por que es traer a mis padres al mismísimo día gracias por ello

M L Nos gusta recordar los tiempos

 A L   Hola amigos del Ágora de Villanueva:
Como yo no entiendo mucho de estas técnicas y tampoco las dedico demasiado tiempo, pues una no acaba de ponerse al día, pero bueno lo sigo como puedo.
Viendo todo lo compartido de Todosin a una la vienen todos esos recuerdos que ya habéis compartido pero a la vez yo también recuerdo el Todosin joven con su mono azul y le recuerdo frente a la huerta que tenía mi abuelo en el camino de Villamayor por que justo allí el tenia una finca y para que las ovejas no comieran ni una sola mata de su sembrado estaba con un palo pero buen palo según decía el esperando que pasaran las zamponas, era autentica manía la que las tenia. Si lo recuerdo es por que se ponía a dar voces jurando… y yo asustada corría hacia donde estaba mi abuelo que aun recuerdo la risa que a él le daba el susto que yo llevaba.
Fue su mono azul el primero que fue llenando con sus “pertenencias”.
También tengo que compartir que nunca se metió con migo y si que pase muchísimas veces por el patio de Santo Tomas sobre todo en invierno cuando había tanto barro, cierto que algunas veces cuando se daba cuenta que cruzaba canturreaba pero fui incapaz de entender lo que decía por que luego se reía… eso si cuando alguien le había molestado estaba a gritos y por mucho barro que hubiera me iba por abajo


F.P.A. Yo conocí a Teodosio en la Felguera " Asturias " le había traído un hermano que se llamaba Alejandro , pero el no se adaptó luego le seguí viendo en Villanueva todos los veranos cuando iba a casa de mis abuelos, el poco tiempo que estuvo con su hermano aquí en Asturianas andaba bien vestido ,

A.L.  Tenía un hermano que vivía en ASTURIAS QUE SE LLAMABA ALEJANDRO

M.M.F  Me acuerdo de el pero cuando era niña que miedo le tenia madre de dios corria de el que me matava era buena oersona el no se metia con nadie que dios le tenga en la gloria

Q.S.G. Yo también me acuerdo, y creo recordar que se encargaba de enseñar al marrano Anton de aquella epoca, llevándole con una cuerda o cordel por todo el pueblo para que se familiarizara y se habituarse, y como no, también correría alguna vez ya que como críos nos metíamos con el para que nos encarrilar. Todo un personaje.👍👍👍

L.L. Me acuerdo de el pobre no podia ver a su hermano de Zamora. le daba dinero no me acuerdo a quien y se lo daba y decia ya te lo ha dado ml hermano y no lo queria lo tiraba me acuerdo que se ponia loco hablando de su hermano
Yo meacuerdo desus padres su Madre la ultima qmurio escuando elsepuso peor los hermanos q rian llevarle pero no qria D P
Eso no lose los padres mallores yo leconoci pues desde peqña ytego 76 pues cuando yotuviera 7 años el tendria pues los 20 siempre le conoci grande.meagustado la istoria tegusta recordar soy de la qinta de Santiago Lopez de Andres fotanillas un abrazo para todos
Algun vecino Angelines montaña y Rafa elcura méparece eran vecinos pero Todosin naceria por el 1930 mas omenos

SyM G Lo recuerdo deambulando por el pueblo . Sentado a la sombra de alguna tapia y mascullando improperios por lo bajini. La verdad sea dicha que como yo era jovenzuela me daba un poco de manía. Tal vez hoy lo miraría con otros ojos.

A.B. A. R.   Q miedo le teníamos cuando aparecía por los alrededores del patio😮

T. P. R. L  El y el marrano Antón eran los iconos del pueblo

L.G.A. Cómo me ha gustado leer esta historia puesto q es la mía,porque era muy niña de 7 u 8 años pero le recuerdo muy bien,yo hiba a casa d mi tía y creo recordar vivió con su madre q alguien me lo corobore si no es cierto,pero este personaje ha vivido n mi recuerdo siempre dándolo a conocer con mis hijos cuando se ponían mucha ropa jjaaja.,un saludo para todos de mi pueblo.

HdlH Tengo recuerdos de que vivía al lado de una herrería. Y nos metía miedo, nos metíamos con el. Cosas de crios




domingo, 14 de febrero de 2016

Otro y el mismo ... en Villanueva del Campo

Por Francisco Rubio (c)   14 de Febrero de 2016
Publicado en el Agora de Villanueva del Campo. Copyrignt

Reproducimos a continuación una carta publicada hace 37 años en aquella revista llamada “la Voz de Villanueva del Campo”. El co-director de la revista local, Delfín Fontanillas, explica en la entrada a la misma que la carta se la envía un villanovano, al cual conocia entre otras cosas por haber colaborado también en el Norte de Castilla.

El villanovano en cuestión llevaba exiliado en Argentina cuarenta años, tras la Guerra Civil. Por aquel año de 1979, en plena transición a un nuevo sistema democrático, había podido regresar a su querido pueblo, haciendo casi un viaje en el tiempo.

Se llamaba Jacinto Torio Rodríguez y había nacido en Villanueva del Campo en 1902. Tanto en España como en Argentina, se dedico, entre otras cosas, al periodismo, publicando casi una docena de libros.

Aquí la carta integra en la que Jacinto cuenta como fue el regreso a su pueblo tras casi cuatro décadas y la trasformación y emoción que percibió.  

(Sentimos que la foto de la carta no nos haya quedado muy bien, pero consideramos que es legible).