viernes, 25 de mayo de 2012

La Romería de Valdiunco o Valdehunco en Villanueva del Campo


La Romería de Valdiunco o Valdehunco en Villanueva del Campo

Por Francisco Rubio (c)  25 de mayo de 2012 
Publicado en el Agora de Villanueva del Campo. Copyright

Sinopsis: 
El primero de mayo siempre fue un día especial en muchos lugares del mundo y de manera peculiar en localidades de la comarca de Tierra de Campos. 
Si bien en las ciudades y desde que la revolución industrial copo la economía nacional se identifica como el día del trabajo y como una jornada de reivindicación obrera, su origen es muchísimo mas antiguo y con una gran tradición histórica y cultural. 
En este articulo vamos a describir la fiesta que se lleva a cabo en Villanueva del Campo a través de una ancestral romería, a la cual invitamos a participar a todo el mundo, de manera especial a aquellos que todavía no la conocen.


La Festividad

Cada año, Villanueva del Campo celebra la que se conoce como "Romería de Valdiunco o de Valdehunco". Esta festividad de carácter local, tiene lugar en dos jornadas distintas: durante el "Primero de Mayo" y durante la "Pascua de Pentecostés", también denominada Lunes de Pentecostés o segundo día de Pentecostés, es decir, cincuenta días después del Domingo de Resurrección, con lo cual, la fecha varía en el calendario, pareja a la Semana Santa.

La romería se lleva a cabo en el entorno de una ermita, ubicada en un antiguo poblado cercano a Villanueva del Campo, llamado en tiempos Valle de Iunco, pero que fue variando su denominación a lo largo de la historia, como Valle de Junco, Valdeunquo, Valdeunco,… aunque la expresión actual más popular y sencilla es "Valdiunco". Esta variación en el nombre es debido a la epéntesis fonológica que se produce en determinadas pronunciaciones, como la que ocurre en este caso entre la e y la u, así como la j intermedia, que parece haber derivado en i o en h según los momentos. Por ello y otros motivos que no vienen al caso, en este artículo vamos a utilizar indistintamente ambas expresiones, Valdehunco y Valdiunco.

Si quieres saber mas sobre la variación de la toponimia e historia de esta zona, te invitamos a leer este articulo: 
Toponimia en el Valle del Iunco y en el Valle del Inuquiello   

De manera paralela, en Villanueva del Campo tienen también lugar en estas fechas otra peculiar y antigua celebración, nos referimos a la Fiesta de los Quintos y la Puesta del Mayo. Esta y otras antiguas tradiciones de Villanueva del Campo nos retrotraen a ancestrales festividades y ritos Vacceos, tribu de origen celta que habito esta zona de Tierra de Campos desde el siglo VI a.c. y que paulatinamente fueron romanizadas a partir del siglo I d.c.  En el calendario celta, el primero de mayo se celebraba la festividad de BELTANE, momento en el que comienza de manera profusa la renovación de la naturaleza y el cambio de ritmo de las tareas agrícolas y ganaderas.  Pero volvamos a nuestra romería.  


El Programa de la Romería

La jornada empieza con los romeros llegando al entorno de la ermita a lo largo de la mañana. Para peregrinar  hasta ese lugar situado a unos 3,5 km al sur de Villanueva hay varias vías, pero todas confuyen en un tramo final. 
La primera y mas concurrida es por el antiguo camino de Villalpando y que atraviesa el paraje de la "Fuente Mineral". La segunda es por el antiguo camino de Villamayor que sale desde la Senda Boda. La tercera es por la carretera de Villalpando y luego girando a la izquierda por un camino. 
El trayecto se puede hacer fácilmente a pie, en bicicleta o hasta en autostop, aunque de manera mas abundante se hace en coches particulares, lo que termina generando cierto casos en el tema de los aparcamientos. Incluso todavía se suele ver algún tractor y su remolque trayendo al personal y todo lo necesario para pasar un agradable día en el campo.
Lejos parecen quedar los tiempos en los que el camino hacia la ermita era recorrido por multitud de flamantes tractores, que se habían incorporado al quehacer agrícola allá por principios de los años 70 y que en sus abarrotados remolques, iban recogiendo por el camino a todos aquellos que se dirigían hacia Valdiunco con sus viandas. Claro que, mas lejos quedan aun los tiempos en los que el entorno de la ermita se llenaba con cientos de carros, mulas y borricos, en los que muchos villanovanos acudían a la romería. 

Ermita de Valdiunco un dia de romería

Con el repiqueteo a los cuatro vientos de la pequeña campana que alberga la espadaña de la ermita, dan comienzo los actos religiosos a eso del mediodía. Dichos actos empiezan procesionando a la Virgen en andas por el camino aledaño, hasta un punto en el que se bendicen los campos. Acto seguido y de vuelta al santuario, tiene lugar la misa en su interior, para, una vez concluida esta, terminar con otra pequeña procesión alrededor de la ermita.

Retorno de la procesión a la Ermita,
tras la bendición de los campos 
A partir de aquí, los actos han ido mas o menos variando con el tiempo. 
Hasta los años 80, todo el mundo acudía a comer a la sombra de la gran alameda existente cerca de la ermita y que era capaz de albergar a decenas de grupos familiares o de amigos en una agradable comida campestre, de aquellas que se hacían sobre una manta, con fardel y tartera. La sobremesa era muy, muy larga en la frondosa y acogedora hierba, sin que faltase la siesta para mas de uno.
Durante el tiempo que duraba la comida, algunos cofrades deambulaban con diversas tartas para proceder a subastarlas mediante un método muy peculiar. Consistía en ir pregonando lo ofrecido por el ultimo romero y preguntando quien daba mas. Oyéndose de fondo cual sonsonete navideño, expresiones del tipo  "mil pesetas dan, ¿alguien da más?". Hasta que, llegada la hora del postre, las tartas eran adjudicadas.  

Procesión en la Romería sobre 1965 
Pero a finales de los años 80, aquella alameda... fue talada, dejando cuasi huérfano el entorno natural de Valdiunco. Sin una mala sombra en la que llevar a cabo la comida campestre de los cientos de personas que acudían a la romería, lo que generó, que en los años posteriores, la asistencia se resintiera en términos generales o bien se concentrara solamente en la misa y procesión, retornando mucha gente a comer a casa. 

Años después, se ha intentado adecuar parcialmente la parte baja del entorno de la ermita, si bien los pequeños arboles, la escasez de sombra y un suelo un tanto agreste, hacen que no acabe de cuajar el ambiente tan entrañable que tuviera lugar antaño en la alameda de Valdiunco.   

Otras de las pequeñas tradiciones a señalar, es la que se lleva a cabo tras la misa en los cuartos traseros de la Ermita, donde los mayordomos de la cofradía invitan a cacahuetes y limonada, así como el intercalado sonido de los cohetes. Al caer la tarde de una día que suele ser caluroso, en los últimos años tiene lugar un pequeño baile a la sombra de la fachada este de la Ermita y donde poder tomar un refrigerio en el pequeño bar que allí se instala para la ocasión.  

La Historia del lugar

Haciendo un poco de historia vinculada al lugar y a la romería, podemos señalar que la antigua aldea de Valdiunco contaba en el siglo XIII con dos parroquias, una ya desaparecida dedicada a San Salvador y la otra, que corresponde con la actual ermita, dedicada a Santa María y cuya imagen era la antigua talla del siglo XII o XIII desaparecida. 

El origen de la Romería de Valdiunco, aunque incierto, puede entenderse que surgió a partir de la despoblación definitiva que tuvo dicha aldea, allá por el siglo XV. Seguramente, muchos de sus habitantes se trasladarían a vivir a las poblaciones mas cercanas como Villamayor, Prado o Villanueva del Campo, desde las que seguir labrando las tierras y generando, en memoria de sus antepasados y de su antiguo pueblo, una visita anual a aquellos parajes. Un dato que atestiguaría tal circunstancia, es que existe un documento de mediados del S XVII, en el que aparece mencionado un villanovano que vive en la villa de Madrid, de nombre Francisco de Valdehunco. También llama la atención que el cercano pueblo de Prado, el cual es visible desde la ermita, celebre su fiesta mayor tal día como el primero de mayo. 

Esta argumentación sobre el origen de la romería, aunque valida en términos generales, no acaba de explicarlo todo, ya que aledaños a Villanueva existen otros despoblados, como Villafrontín, San Vicente, Golpejones,… , sobre los cuales no tenemos memoria o noticia de ninguna romería, por lo que puede que haya otras razones.

Por su parte, la Cofradía de la Virgen de Valdehunco, que sigue existiendo en Villanueva del Campo vinculada a la Iglesia del Salvador, tiene varios siglos de antiguedad, estando su Regla documentada del año 1730, aunque esta fue la renovación de una Regla anterior ya perdida.

La Leyenda

Talla original de la
Virgen de Valdiunco S XII
(DESAPARECIDA)
Como suele ocurrir en todo espacio sagrado que se precie y en toda tradición secular que se conserve, también aquí contamos con una antigua leyenda sobre el lugar y la imagen de la Virgen. Leyenda que manifiesta lo siguiente:

       “Decían nuestros antepasados, que esta Virgen de Valdiunco habíase aparecido a un pastorcillo como brotando de una junquera y que este, entusiasmado por su hallazgo, la llevó para su casa. Al día siguiente, el hombre se sorprendido de que la venerable imagen había desaparecido de una manera misteriosa, para volver de nuevo a su presentación en el mismo lugar y volviendo a ocurrir lo mismo hasta en tres ocasiones. Mas el pastor, viendo la imposibilidad de poderla tener en su propia casa, dio cuenta al clero parroquial de Villanueva, quien ordenó se edificase una ermita en el mismo lugar  de su aparición”.

Este es el legendario relato que siempre hemos oído en Villanueva, con alguna pequeña variación sobre el mismo, como haber sido el perro del pastor el artífice del descubrimiento y que explicaría, en otras dimensiones, el porqué de la existencia de la ermita y de la romería en ese preciso lugar.

Virgen de Montserrat
S XII. La Moreneta.
Lo mas curioso de esta leyenda local, es su similitud con otras leyendas referidas a otras tantas vírgenes existentes a lo largo y ancho de España. Así, en Huelva, la conocida como Virgen del Rocío, también fue hallada por un perro entre unos matorrales y cuando intentaron trasladar la imagen, esta empezó a pesar tanto que decidieron hacerle allí mismo una ermita, mandada edificar por el rey Alfonso X el sabio en el año 1270.
En el caso de la Virgen de Montserrat, con gran parecido iconográfico a la de Valdiunco, la leyenda señala que fueron unos pastores quienes encontraron la imagen en una cueva y al intentar trasladarla, esta se volvió tan pesada que decidieron emplazar en aquella montaña catalana, el santuario.

En el caso del Rocío, el entorno corresponde al famoso "Coto de Doñana" y es igualmente en el lunes de Pentecostés, cuando se lleva a cabo esa famosa romería andaluza. Respecto a la Virgen de Montserrat, esta se enclava en una montaña considerada desde tiempo inmemorial como “sagrada” por sus características morfológicas y es el 27 de abril, cuando se lleva a cabo su  peregrinaje .
Ello nos lleva a pensar que la zona de Valdiunco, al igual que las otras zonas mencionadas, también debe tener unas características peculiares. El conocido como Teso de los Casares, sería una prueba más de que el lugar fue considerado especial desde tiempos muy remotos. De ahí que las leyendas surgidas en torno a determinados emplazamientos y cronológicamente temporalizadas entre los siglos XII y XIII, no harían sino mitificar esos lugares, a la vez que fueron asociados con cultos a María, que hasta ese momento no tenía un papel especialmente relevante en el cristianismo.

Las Romerías de primavera

Imagen actual de la nueva
Virgen de Valdiunco
Aprox 1950
Las romerías de un mes tan primaveral como Mayo, están destinadas en casi todos los lugares a la Madonna o “Madre de Deus” o Madre de Dios, como así es representada en toda la iconografía del románico.  En sus diferentes advocaciones locales, las rogativas se funden con los ancestrales ritos de fecundidad para con la madre tierra, en un momento en el que las lluvias y el calor, hacen que el campo comience a crecer y granar.

En nuestro entorno más próximo, en el lunes de Pentecostés tienen lugar muchas romerías, como la que se lleva a cabo a la iglesia de la Virgen de la Hiniesta, la cual fue mandada erigir en 1290 por el Rey Sancho IV, en el lugar de su aparición. Otras romerías nos pillan incluso más cercanas, como la del vecino pueblo de Villamayor de Campos y su romería a la ermita de la Virgen del Socastro, situada también a las afueras de la villa. O la de Fuentes de Ropel, donde celebran la romería a la Virgen de la Cantibriana, cuya ermita está situada a unos 4 km, en un antiguo despoblado llamado Morales de las Cuevas, junto al río Esla. En este último caso, hace años que decidieron  trasladar la celebración al domingo anterior, para que pueda participar mas gente.  

Entorno actual de la Ermita de Valdiunco un dia de romería

Desde el Ágora de Villanueva del Campo, mandamos un saludo a todos los romeros que se acercan a sus ermitas y de manera especial a la Ermita de Valdiunco, rememorando estas antiguas tradiciones.


3 comentarios:

  1. Sobre las características de los encuentros de imágenes de vírgenes hay una página interesante, que habla un poquillo de la similitud de circunstancias en torno a la leyenda sobre el origen de los mismos.
    www.serrablo.org/revista/116/leyendas-sobre-santuarios-y-sus-titulares

    Con respecto a la talla original de la virgen, no se si hay datos sobre la modificación o sustotución de la cabeza. En la imagen que aparece, la cabeza no correspondería a las características románicas y si nos fijamos bien, tampoco corresponde al conjunto. En la misma imagen me parece ver una marca en el cuello ¿Sustituída? ¿simplemente un golpe?
    ¿Hay noticia de arreglo en alguna parte?.

    ResponderEliminar
  2. Lo que realmente no pega nada con el resto de la talla es la cabeza del niño, que tiene toda la pinta de haber sido sustituida y a lo mejor, solo a lo mejor, esa marca del cuello podria corresponder a que la original pudiera estar unida por ahi.
    La cara del niño y su corte de pelo, parecen mas bien los de un "infante real" de epoca barroca.

    En la Montserrat, parece ser que el niño es posterior a la talla de la virgen.

    ¿Por que consideras que la cabeza de la virgen no se corresponde con las tallas romanicas de la epoca?.

    un saludo

    ResponderEliminar
  3. Envío prueba que el peinado del niño estaba de moda en el siglo XIII en Castilla. Aunque pilla un poco lejos de nuestra tierra y el estilo ya es más gótico (muy popular), sigue la misma tendencia. Por cierto que, la posición en que aquí sostiene al niño, como en la de Valdehunco, nos habla de un momento de transición (rodilla izquierda, pero ya algo oblicua).
    http://www.santuarioscyl.com/modulos/noticias/santuario.php?action=ver&santuario=48

    ResponderEliminar

Por favor, se positivo en tus comentarios, estamos intentando contribuir a mejorar el mundo :)